Gobierno quiere subir impuesto a las ganancias de grandes empresas

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, presentó este viernes una reforma para incrementar la tasa de la contribución especial de los grandes contribuyentes, del 5 % al 8 % sobre sus ganancias de $500,000 anuales o mayores.

El titular de las finanzas públicas de El Salvador está pidiendo tres reformas a la Ley de la Contribución Especial a los Grandes Contribuyentes para el Plan de Seguridad Ciudadana.PUBLICIDAD

¿Cuáles reformas pide el Gobierno en el impuesto a las ganancias?

  1. Reforma al objeto de la ley. Actualmente es el financiamiento y la ejecución del plan de seguridad ciudadana. Hacienda pide que se modifique a financiamiento y ejecución de «todas aquellas acciones y medidas que garanticen la seguridad ciudadana».
  2. La tasa del impuesto. Actualmente el impuesto es del 5 % sobre el monto de las ganancias netas iguales o mayores a $500,000 de las personas naturales o jurídicas, uniones de personas, sociedades irregulares, de hecho, domiciliadas o no. Hacienda pide que la tasa suba a 8 %.
  3. Vigencia de la ley. La ley de la contribución especial a los grandes contribuyentes tenía una vigencia de cinco años, venciendo en noviembre próximo. Hacienda pide una prórroga de su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2025.

¿Cuáles son los argumentos del Gobierno para pedir el aumento del impuesto a los grandes contribuyentes?

  • El ministro dice en su solicitud que es necesario «actualizar el destino» de los recursos debido a la «reducción significativa» de los índices de criminalidad y la búsqueda de una mejoría de dichos resultados.
  • El funcionario agrega que todo plan efectivo de combate a la criminalidad demanda inversión de recursos para ser exitoso y que la contribución a los grandes contribuyentes vence en noviembre de 2020.

«Tenemos un registro de 990 grandes contribuyentes que son a los que aplicaría esta nueva iniciativa de ley para pagar los bonos de los agentes de la y el resto se financiará con ingresos del presupuesto.»

Alejandro Zelaya
Ministro de Hacienda

El Gobierno no solicitó la prórroga del impuesto a la telefonía, la llamada Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia (CESC), que imponía un cobro del 5 % sobre todos los aparatos, accesorios y servicios de cualquier tipo de telecomunicaciones.

La ley del CESC fue aprobada en noviembre de 2015 y, al igual que el impuesto a los grandes contribuyentes, tenía una vigencia de cinco años, es decir, vence en noviembre de 2020.

«El traslado de la contribución especial que pagaban los ciudadanos comunes y corrientes a la contribución especial que pagan las grandes empresas, estamos incrementando un 3 % del valor que pagan las empresas y que este va a ser efectivo hasta el año 2022”.

Alejandro Zelaya
Ministro de Hacienda

El presidente de la  República, Nayib Bukele, aseguró el martes pasado que el CESC sería «cancelado por empresarios», señalando que solo será gravado a las «personas jurídicas», en la entrevista del noticiero El Salvador de Canal 10.

Sin embargo, la solicitud presentada ante la Asamblea Legislativa no es una prórroga a la Ley del CESC, sino a la Ley «Contribución Especial a los Grandes Contribuyentes para el Plan de Seguridad Ciudadana».

El Gobierno lo considera «un traslado» de los impuestos recaudados del CESC cobrados a los consumidores de servicios de telefonía, cable e internet, a los impuestos que pagan los grandes contribuyentes sobre sus ganancias superiores al medio millón de dólares anuales.

¿Cuánto recauda el Estado del CESC y cuánto de impuesto a las ganancias?

  • CESC: hasta septiembre de 2020, se recolectó $33.9 millones. Este año, la recaudación del CESC disminuyó 6.9 % respecto al mismo periodo de 2019, año en que se había recolectado $40.8 millones de enero a septiembre.
  • Impuesto a ganancias de grandes contribuyentes: hasta el 30 de septiembre de 2020 se han recaudado $84 millones, un aumento de 10.4 % respecto al mismo periodo de 2019, cuando se recaudó $73.6 millones.
Comparte esta noticia.